Todos queremos algo

everybody-wants-some-screencap-2_1280.0.0
Crítica

El tiempo de Linklater

Por Elios Mendieta

Todos queremos algo, la última película del excepcional creador Richard Linklater (1960), toma prestado su título de la canción de Van Halen Everybody Wants Some!! y no es, ni de lejos, su mejor obra. Aún así, desprende el aroma del cine de Linklater. Con el Tiempo como tema principal de sus incursiones cinematográficas, el excepcional creador de Houston recrea con nostalgia el comienzo de la etapa universitaria de Jake (Blake Jenner).

El protagonista llega a su nuevo campus texano escuchando My Sharona, la canción de The Knack y el espectador intuye que Linklater va a realizar un amplio homenaje a la década de los 80. Pero no se trata solo de una recopilación de éxitos musicales. Linklater esboza un tributo de aquél tiempo y trata de encapsular este periodo en un intervalo muy breve (los tres días previos al inicio de la etapa universitaria del protagonista) y lo hace con una sensación de palpitante presente, en el que siempre se espera la aproximación de un futuro esperanzador y lleno de posibilidades.

Blake Jenner saltó a la fama tras ganar la segunda edición de un conocido reality norteamericano y pese a su poca experiencia en la interpretación, al igual que pasara con Ellar Coltrane (el protagonista de la estupenda Boyhood), cumple con creces su papel. Jake llega a su casa en el campus, donde va a vivir con otros tantos jóvenes que expulsan testosterona por todos y cada uno de sus poros, todos  fortachones atletas seleccionados para el equipo de rugby de la universidad. En estos tres días, Jake va a consolidar sus relaciones con algunos de sus compañeros, degustar los placeres del alcohol y de las fiestas y, por supuesto, coquetear con el amor. En definitiva, empezará a introducirse en la etapa universitaria, una época irrepetible e inolvidable y que Linklater, con gran nostalgia y melancolía, consigue atrapar, en forma de cápsula, en Todos queremos algo.

Pese a todas estas virtudes, no es la mejor película del texano. Por ejemplo, las tres obras que componen la trilogía del amor y, por supuesto, la ya citada Boyhood, son trabajos de un nivel mucho mayor que el que aquí expone Linklater. Da la sensación que en esta última el director ha querido, básicamente, pasárselo muy bien, volver a esa etapa que tanto debió marcarle y hacerlo sin demasiadas ambiciones ni narrativas ni formales. Y es que, por momentos, la trama se encasquilla en las múltiples fiestas o en historias secundarias que no afectan directamente al desarrollo del personaje principal.

Aún así, es muy poco lo que se le puede criticar al director. Todos queremos algo nos regala un buen rato de entretenimiento. Y a esto se le suma una historia que, pese a la ausencia de trama dramática, retrotraerá al espectador a un tiempo especial. El amor, la vida, el tiempo. Todo eso es el cine de Richard Linklater, y todo eso está presente en su última película.

 everybody_wants_some-175823355-large

Título original: Everybody Wants Some!! (2016)

Duración: 116 min.

País: EEUU

Director: Richard Linklater

Guión: Richard Linklater

Fotografía: Shane F. Kelly

Música: Varios

Reparto: Ryan Guzman, Zoey Deutch, Tyler Hoechlin, Wyatt Russell, Adriene Mishler, Blake Jenner, Jonathan Breck, Jessi Mechler, Glen Powell, Will Brittain, Taylor Murphy,Lizzy Pop, Vanessa Amaya, Sophia Taylor Ali, Tory Taranova

Deja un comentario