Spotlight

Michael Keaton junto a Rachel McAdams

Michael Keaton junto a Rachel McAdams

Crítica

El buen periodista

Por Guillermo López García

En  el año 2001 un grupo de periodistas del Boston Globe llevó a cabo una investigación sobre el abuso sexual por parte del padre John Geoghan y su encubrimiento durante más de treinta años por la Archidiócesis de Boston. El trabajo de estos periodistas supuso un antes y un después en la percepción y tolerancia de la sociedad estadounidense frente al problema del abuso sexual por parte de miembros de la Iglesia Católica en diferentes partes del país. Desde entonces los casos denunciados se han multiplicado y se han llevado a cabo las investigaciones correspondientes.

Spotlight es la quinta película dirigida por Thomas McCarthy (Nueva Jersey, 1966) que ya había sorprendido con las importantes The Station Agent (2003) protagonizada por Peter Dinklage y The Visitor (2007) con un estupendo Richard Jenkins. En Spotlight le acompaña un elenco extraordinario formado por Michael Keaton (Robby), Mark Ruffalo (Mike), Rachel McAdams (Sacha), Liev Schreiber (Marty), John Slattery (Ben), Brian d’Arcy James (Matt) y Stanley Tucci (Garabedian). Queda claro que McCarthy sabe rodearse de grandes intérpretes, él mismo ha desarrollado una interesantísima carrera como actor en más de treinta títulos. Destaca su participación en la serie de HBO The Wire (2002–2008) dónde le podrán encontrar en la quinta temporada como Scott Templeton.

En esta ocasión McCarthy parece haber capturado la esencia de todo lo aprendido en su paso por The Wire para realizar un meticuloso estudio sobre el día a día de los periodistas en sus múltiples batallas para esclarecer una verdad que ha sido enterrada cuidadosamente. La tarea de los protagonistas se muestra desde un punto de vista que huye del retrato heroico. La película consigue que el espectador sienta una conexión especial con los protagonistas. No son iluminados que encuentran las respuestas en sueños o resuelven perseguir una determinada pista por una intuición especial. Estos personajes parecen tener muy presente un inviolable código ético además de estar cargados de un nivel exagerado de paciencia. La espera, las montañas de papeles, los teléfonos, la burocracia, la redacción sin ventanas, el silencio.

La investigación del Boston Globe publicada en sus páginas en enero de 2002 destapó la trágica realidad de una Institución que había protegido a pederastas metódicamente y durante un período demasiado largo. La publicación de la historia empujó a cientos de víctimas a contar sus testimonios, ayudó a vencer el miedo y la vergüenza que muchos de ellos sufrían y les permitió colaborar con la justicia que acabaría por situar a los culpables en la cárcel y a la Iglesia en una posición incómoda y costosa como nunca antes había sucedido.

El trabajo de McCarthy y de todo el equipo de Spotlight es valiente y necesario. Una auténtica obra maestra que debe ser vista y difundida en cualquier escuela de periodismo. Una película imprescindible.

Título original: Spotlight (2015)

Duración 128 min.

País: Estados Unidos

Director: Thomas McCarthy

Guión: Thomas McCarthy, Josh Singer

Fotografía: Masanobu Takayanagi

Reparto: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery,Stanley Tucci, Brian d’Arcy James, Gene Amoroso, Billy Crudup.

Deja un comentario