It was time

Brad Pitt & Steve McQueen

Brad Pitt & Steve McQueen

Por Guillermo López García

El 2013 ha sido un año de grandes películas y el salto definitivo al cine del siglo XXI. Cualquiera de las nueve candidatas habría sido justa vencedora y que esto sea así no hace sino resaltar la extraordinaria calidad de todas ellas. El mismo análisis puede aplicarse en casi todas las categorías de unos premios que este año no podrán hacer justicia ya que la única resolución satisfactoria sería establecer un ex-aequo para todos y pasar directamente a celebrar el resultado en cualquiera de las múltiples fiestas que tuvieron (y tienen a estas horas) lugar en diferentes partes de Hollywood.

Pero no. Los casi 6.000 miembros de AMPAS (The Academy of Motion Picture Arts and Sciences) con su presidenta a la cabeza, la experta en marketing Cheryl Boone Isaacs, hicieron valer sus votos para elegir a 12 años de esclavitud  de Steve McQueen como triunfadora de la noche.

No hubo grandes sorpresas y la academia trasladó un mensaje muy claro. Era el momento de premiar la osadía tecnológica y el minucioso trabajo de Cuarón con Gravity como máxima representante de la revolución digital además de reconocer la obra arriesgada y dolorosa de McQueen. En el camino se quedó una obra maestra de Scorsese sobre la sociedad contemporanea donde brilla el enorme DiCaprio, otro año más sin premio. Una película necesaria cuyas imágenes y ritmo no se olvidarán fácilmente. Tampoco se llevaron nada American Hustle, Nebraska o Philomena.

En el apartado de mejor director se eligió por primera vez en la Historia a un director latinoamericano, Alfonso Cuarón y su revolucionaria Gravity que se llevó siete premios.

Alfonso Cuarón

Los galardonados como mejores intérpretes del año fueron Matthew McConaughey por Dallas Buyers Club y Cate Blanchet por Blue Jasmine como actores principales y Jared Leto y Lupita N’yong’o como actores de reparto. Los cuatro deben sentirse más que orgullosos ya que entre sus colegas ‘derrotados’ se encontraban nombres tan ilustres como Christian Bale, Bruce Dern, Leonardo DiCaprio, Chiwetel Ejiofor,Amy Adams,Sandra Bullock, Judi Dench, Meryl Streep, Michael Fassbender, Bradley Cooper, Barkhad Abdi, Jonah Hill, Sally Hawkins, Julia Roberts, Jennifer Lawrence y June Squibb. Un reparto de auténtico lujo.

Ellen DeGeneres fue un buen ejemplo de como llevar una entrega de premios de esta categoría. Muchos deberían tomar nota del oficio y naturalidad de esta gran actriz y presentadora. El momento memorable fue un ‘selfie’ grupal en el que aparecen Jennifer Lawrence, Meryl Streep,Bradley Cooper, Brad Pitt, Lupita…esa foto se ha convertido en el tweet más compartido de la Historia con más de 2 millones de retweets a estas horas. Lo que pedía la propia DeGeneres.

Lo más preocupante de la noche fue la cobardía mostrada por los miembros de la academia a la hora de elegir el mejor documental del año. Una categoría donde se encontraban dos películas irrebatibles: The Square y The Act of Killing. La primera sobre el estado reciente de la sociedad egipcia.Desde la caída de Mubarak hasta casi finales del 2013 testimonios en la plaza Tahrir. Una obra sumamente importante. The Act of Killing es un género en sí mismo, difícil de ver, imposible de entender, no te abandona. Ambas películas merecían un reconocimiento de esta categoría para facilitar su distribución en los países donde se ha prohibido. Una pena.

También ganó Sorrentino y su Felliniana-post-Berlusconi La gran belleza.

Hubo un precioso homenaje a los profesionales fallecidos en este 2014 en el que destacaron los todavía demasiado jóvenes James Gandolfini y Philip Seymour Hoffman.

El estado del cine estadounidense presenta en su modelo de producción de los grandes estudios un claro desgaste y cierto embrutecimiento a la hora de invertir millones de dólares en producciones para las llamadas ‘audiencias globales’. Sin embargo, las películas candidatas en este 2013 han dado muestra de la buena forma en la que se encuentran los Scorsese, Cuarón, Linklater, Frears, O.Russell, McQueen, Allen…y ojalá el 2014 nos traiga por lo menos una cuarta parte de la calidad que nos dejan las que ayer por la noche disfrutaron de la gran fiesta del cine.