Moonlight

In Moonlight Black Boys Look Blue

Por Ángeles García

La historia está situada en los arrabales de la ciudad de Miami en un tiempo que podría corresponder a finales de la década de los 80 o comienzos de los 90, cuando las bandas de narcotraficantes mostraban toda su dureza en los guetos habitados por inmigrantes. Aquí los vendedores de crack y otras sustancias son negros y la clientela es negra.

La narración dividida en tres tiempos arranca mostrando en plena tarea a Juan, el personaje de origen cubano soberbiamente interpretado por Mahershala Ali (Treme y House of Cards). Pronto vemos al protagonista de la cinta, Chiron (Alex Hibbert), un niño de unos siete años al que sus compañeros de colegio llaman Little, más por su timidez que por su tamaño y al que acosan sin piedad.  Una noche, Juan descubre a Chiron escondido en un habitáculo en el que se ha refugiado huyendo de las malas intenciones de sus compañeros. El niño no habla, solo sus inmensos ojos negros describen el pavor y desamparo que está sufriendo. Juan se lleva el niño a su casa y su mujer, Teresa, consigue que el crío verbalice algunas palabras. Al día siguiente lo devuelve con su familia y ahí nos encontramos con la madre, una adicta al crack cuyos nervios se alteran nada más ver al niño, “¿No ves cómo anda?”, le grita a Juan, sobrepasada por las primeras señales de homosexualidad de su hijo.

Esta primera parte, para mí la mejor de la película, tiene algunas secuencias extraordinarias. Una de ellas es  el momento en el que el narcotraficante enseña a nadar al niño y cuando le dice que algunos chicos negros, cuando han conseguido ser ellos mismos, a la luz de la luna parecen azules, título de la obra teatral en la que Barry Jenkins, director y guionista, ha basado la que es segunda película: In Moonlight Black Boys Look Blue, de Alvin McCraney.

En la segunda parte, Chiron es ya un adolescente y Juan ha desaparecido. Los acosos se multiplican y él ya parece consciente de su diferencia en un mundo de extrema dureza en el que solo los muy machos parece que puedan sobrevivir. Descubre además, el placer físico y la traición de la forma más cruel. Todo ello siempre narrado con grandes dosis de delicadeza y sin concesiones al amarillismo o la lágrima fácil.

La última parte será la de la transformación, con unos 25 años, cuando a Chiron ya nadie se atreve a llamar Little y es dueño de su destino a expensas de domesticar su cuerpo y su alma y se ha convertido en un negro azul. Moonlight es una soberbia película que podría haber caído fácilmente en el culebrón sentimental pero que el director ha logrado convertir en un emocionante viaje por la soledad, la incomprensión y el miedo.

Título original: Moonlight (2016)

Duración 111 min.

País: Estados Unidos

Director: Barry Jenkins

Guión: Barry Jenkins

Fotografía: James Laxton

Música: Nicholas Britell

Reparto: Trevante Rhodes, André Holland, Janelle Monáe, Ashton Sanders, Jharrel Jerome,Naomie Harris, Mahershala Ali, Shariff Earp, Duan Sanderson, Edson Jean

Deja un comentario