Mayo de 1940

En mai 0680.JPG
Crítica

Tributo necesario a la memoria histórica

Por Elios Mendieta

Christian Carion es un cineasta respetuoso con la memoria de los que sufrieron las consecuencias de las dos grandes contiendas bélicas mundiales y es, además, cuidadoso con su cine, minimalista y preciosista en los detalles, lo que explica que pase un prolongado periodo de tiempo entre el estreno de sus películas. Mayo de 1940 es su último trabajo. Una buena película en la que homenajea a su madre, una mujer francesa que, como otros ocho millones de compatriotas, se vieron obligados a emprender el éxodo y dejar su tierra, en dirección al sur del país, huyendo de las tropas alemanes, y que empieza con este mensaje: “A mi madre, una joven que emprendió camino”.

El director de la nominada al Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa Feliz Navidad (2005), vuelve a mostrar, como en aquel caso, su genial dominio del relato histórico bélico, aunque vuelve a caer en errores semejantes. Y es que, parece buscar la sensibilidad con tanta vehemencia, en algunos momentos de la cinta, que hace que la narración se pueda quedar a medias. Este sería el principal defecto reprochable a una cinta que, por otra parte, tiene muchísimos y notables golpes positivos. 

Es una cinta noble y ambiciosa, una reconstrucción muy cuidada en el que Carion muestra el respeto a sus compatriotas en cada plano. Para construir el relato, se ha basado en la historia personal de sus padres, pero también ha recabado, durante meses, numerosos testimonios de ciudadanos que pasaron por semejante situación. Para ello, ha generado una notable puesta de escena valiéndose de unos preciosos paisajes, con una cuidada y bella ambientación. Y, no menos importante, ha conseguido reunir un gran reparto que está a la altura de la historia. Destaca el protagonista August Diehl, que interpreta a Hans, un refugiado alemán que huye del nazismo junto a su hijo. Es difícil no apreciar en el rostro de acero de Diehl, tan cinematográfico, aquella dureza y serenidad facial que también desprende en Malditos Bastardos (2009), en la que interpreta, curiosamente, a Dieter Hellstrom, un coronel de la Gestapo. También hace una notable interpretación Olivier Gourmet, que es el alcalde del pequeño pueblo que emprende el éxodo; o Matthew Rhys, el valeroso soldado escocés Percy.

Mención aparte merece Ennio Morricone. Es un éxito contar con la participación del compositor italiano, recientemente galardonado con el Premio Oscar por la música original de Los odiosos ocho (2015), pero creo que no se le saca todo el potencial. Su banda sonora es emotiva, pero considero que aparece en muy pocas ocasiones durante el metraje, y podría haber sido un conductor maravilloso de diversos pasajes de la cinta que habrían precisado del hilo musical tan maravilloso con el que siempre nos obsequia esta leyenda viva.

Lo más negativo de esta cinta es el uso del pathos, entendido bajo la noción de Aristóteles, esto es, el uso impostado de los sentimientos humanos para afectar el juicio del espectador. Creo que ocurre en diversos momentos del metraje, como cuando el director nos muestra, sin existir necesidad imperiosa, el convoy de muertos en la carretera, o en  el esperado final. Es difícil creer en algo así, como también puede resultar complicado llegar a creer que el alto el fuego de la Nochebuena de 1914 sucediese con los detalles sentimentalistas a los que Carion recurría en la anteriormente citada Feliz Navidad.

Pero es mucho más lo bueno en una película recomendable.  El espectador debería hacer una lectura de actualidad. Lo que ocurrió a tantas personas inocentes en esta fatídica Segunda Guerra Mundial, es hoy lo que está pasando en Siria. Los gobiernos cierran sus fronteras y la ciudadanía, ante esto, parece estar dispuesta a hacer poco o nada. Viejos errores que se repiten. Si lo que dijo Claude Lanzmann tras rodar su monumental Shoah (1985) fuera cierto, es decir, que el cine es un arma para no olvidar, para que no se vuelvan a repetir errores, Mayo de 1940 sería una película absolutamente necesaria.

Título original: En mai, fais ce qu’il te plaît  (2015)

076307

Duración 114 min.

País: Francia

Director: Christian Carion

Guión: Andrew Bampfield, Christian Carion, Laure Irrmann.

Fotografía: Pierre Cottereau

Música: Ennio Morricone

Reparto: August Diehl, Olivier Gourmet, Mathilde Seigner, Alice Isaaz, Matthew Rhys, Joshio Marlon, Thomas Schmauser, Laurent Gerra, Jacques Bonnaffé

Deja un comentario