La plaza de todas las plazas

THE SQUARE-Ahmed
 51 Festival de Nueva York

Crítica

The Square (2013) de Jehane Noujaim

Por Maria F. Valencia

Son de Egipto y están decididos a luchar por la libertad de su pueblo.

Un filme que quedará  en la memoria de la humanidad. El magnífico y emocionante documental de la directora Jehane Noujaim (Washington D.C, 1974) abre con la imagen de tres revolucionarios que hablan, medio a oscuras, precisamente acerca de la oscuridad que se cierne sobre las calles del país árabe; hablan con cierto sarcasmo sobre  las luces de Egipto. Están apagadas, y se encuentran apagadas desde hace mucho tiempo. Egipcios sin luz durante los 30 años de régimen de Mubarak hasta la Primavera del 2011 en la que estalló la revolución.

Al darse cuenta de que el vasto compendio de vídeos de las protestas -que servirían de evidencia en contra de los abusos perpetrados por el ejército egipcio- podría formar más que un canal de Youtube, la directora egipcio-americana decidió no sólo que el orden natural de las cosas apuntaba hacia un documental en proceso de creación, sino que para lograr que el público pudiera seguir desde tierra la revolución, la forma más atinada era acompañar a unos cuantos personajes claves del movimiento. El documental, filmado al estilo cinema-verité y sin guión -con excepción de la pequeña e inspiradora entrevista con la que cierra el filme-, relata el viaje de estos personajes. Así, acercándonos no sólo a los sucesos pero también a todos aquellos hombres y mujeres en la plaza Tahrir, se cierra el círculo que nos muestra la esencia de la lid del pueblo egipcio.

Ahmed es el personaje que nos guía desde el primer asentamiento en la plaza Tahrir. Lo acompañamos mientras imparte sermones con esa voz que está hecha para hacerse escuchar, esa voz que retumba en las gargantas de los oyentes. La gente lo escucha, y deja que la pasión por la libertad y por la justicia de este chico tan carismático crezca dentro de ellos aún más. Ahmed se convierte en una de las tantas voces del pueblo que ni los golpes, ni las balas, ni los gases tóxicos del Ejército lograrán acallar.

El filme sigue un orden cronológico bastante claro para aquellos, incluyendo a una servidora, a los que la salida de Mubarak, la entrada del Ejército, su ficticia salida, la llegada de la Hermandad Musulmana a la cabeza del gobierno con el 51% de los votos ganados en las elecciones presidenciales con Morsi y la salida de éste, ya se había convertido un poco en un frangollo que costaba distinguir.

THE SQUARE-Khalid_and_Ahmed

Pero para estos jóvenes y todo el pueblo de Egipto, cada una de estas fases significó, y significa, una razón para seguir luchando. Y es que esa libertad, esa justicia, no se ha logrado completamente. La salida de Mubarak fue sólo el inicio en el que se dieron cuenta que el régimen no era la persona, sino el sistema entero. Demandaron una nueva constitución, una constitución para el pueblo. Y a cambio, recibieron dictador tras dictador, hasta que la lucha degeneró en baños de sangre, impotencia y aún mas enojo. Pero a pesar de algunos intervalos llenos de fatiga y tristeza, nunca ha dejado de ser una lucha esperanzadora.

Seguimos también a Khalid, el actor británico-egipcio que, guiado por sesiones de Skype por su padre -un activista que ha vivido en el exilio desde los 70-, deja su vida de comodidad atrás para unirse a la revolución. Apasionado, se junta con Ahmed y el resto de la gente de la plaza para combatir sin armas a la corrupción. Logra infiltrar un par de vídeos de dos comandantes del Ejército en los que el fascismo se hace presente de tal forma que eriza los vellos de los brazos y produce un hervor en la sangre. Ese hervor es el que lleva a los revolucionarios a regresar a la plaza Tahrir, a pesar de las amenazas del gobierno, y más valerosos que antes, después de ver a sus compañeros de lucha caer heridos o finados justo a su lado.

Como en cualquier historia de guerra se nos cuenta que hay negro y hay blanco, un malo y un bueno; pero no hay que olvidar que lo que más hay es gris. Mucho gris. Y aquí el gris es la Hermandad Musulmana, excelentemente explicado a través de un personaje tan noble como difícil de comprender por la complejidad del asunto: Magdy. Miembro de la Hermandad, víctima de los abusos de poder del régimen de Mubarak y, también, disidente de la misma Hermandad por un corto tiempo. Los revolucionarios ven a la Hermandad como traidores por su cooperación con  el gobierno.

THE SQUARE-Ramy

Así como estos tres personajes, seguimos a otros tres más: Ramy, el entrañable guitarrista que anima a la plaza entera con su música, que se convierte en el alma de la revolución; Ragia, incansable luchadora por los Derechos Humanos y representante de los civiles capturados; y Aida, que documenta también los abusos del régimen y funda, junto a Khalid, y muchos más jóvenes revolucionarios, Mosireen (mosireen.org), un colectivo de periodismo del pueblo que combate esta “antigua lucha con medios modernos”, convirtiéndose en una significativa fuente para canales como Al Jazeera, periódicos como el New York Times y para el pueblo Egipcio entero.

The Square fue presentado en Sundance a principios del 2013 sin aún estar terminado. Por esas fechas los revolucionarios volvieron a la plaza Tahrir a demandar la dimisión de Morsi, y Noujaim y su equipo -formado justo ahí en la plaza en el primer asentamiento- decidieron que debían volver a Egipto a seguir filmando. Ahora, aunque la historia continúa, ella considera que su largometraje está terminado: sus personajes han dado un recorrido de 360 grados y desea que junto con ellos se cree una “sociedad de conciencia”.

Siendo éste su quinto largometraje-documental, Jehane Noujaim ha demostrado su compromiso con el pueblo que la vio crecer y cuenta con numerosos premios, entre ellos el TED Prize, así como con varios documentales aclamados por la crítica como Egypt: We Are Watching You, Control Room, Rafea: Solar Mama, etc.

1 Comment

Comments are closed.