Iniciativa para un congreso del cine español

La Concha de Oro para Magical Girl. Foto de Gari Garaialde

La Concha de Oro para Magical Girl. Foto de Gari Garaialde

Por Molly Izaga| San Sebastián

Fue una noche brillante para el cine español. ¡Enhorabuena! Doblete de lujo para Magical Girl, dos premios a La isla mínima y el Zinemira para Negociador… Prueba de que pueden ser muy fértiles los tiempos de penuria. Celebración por todo lo alto.

Pocas horas antes de conocerse el palmarés – el secreto se había mantenido mejor guardado que nunca –, en un local cercano al Kursaal perteneciente a una marca de cerveza, lo que le daba un aire de reunión clandestina a pesar de celebrarse a puerta abierta, tenía lugar el anunciado encuentro de cineastas que se proponen unir voces con el fin de tomar las riendas de cuanto es pertinente al quehacer del cine hoy y llamar a la celebración de un congreso.

Marichu Corugedo, como representante de la nueva Unión de Cineastas, de quienes partió la idea inicial para esta convocatoria,  proclamó que nadie de la industria ni de los agentes culturales quedará fuera de este llamamiento. Participaban como representantes Borja Cobeaga (DAMA), Adriana Hoyos (CIMA), Jorge Varela (ECAM), Kike Maíllo (ESCAC), Josetxo Cerdán (Universidad Carlos III de Madrid), Simón Peña (Universidad del País Vasco) y Enrique González Macho, presidente de la Academia de Cine. El director del Festival de San Sebastián, José Luis Rebordinos, fue de los primeros en expresar su opinión respecto a la iniciativa, que consideró “un diálogo sin exclusiones necesario, al que nadie debería negarse”

El cineasta Manuel Gutiérrez Aragón y la estudiante de la Universidad del País Vasco Naroa Gallego leyeron el manifiesto, del que extraemos un fragmento:

… Creemos que es fundamental impulsar de forma colectiva la celebración de un Congreso con el ánimo de que participen en él todas las instituciones, asociaciones y colectivos que de una u otra manera participan de la cultura del cine.

Queremos que la iniciativa que hoy presentamos se perciba como un gesto que aúne voces y fuerzas de la más variada procedencia, y creemos que el Congreso resultante debería abordar cuestiones tan fundamentales como la relación del cine español con su público, la educación, la piratería, las nuevas formas de consumo, la igualdad de género, las relaciones con las instituciones y el marco legal, las vías de producción, exhibición y distribución, la formación, la promoción y difusión dentro y fuera de nuestras fronteras o el lugar que ocupan los diferentes agentes implicados (técnicos, actores, directores, distribuidores, profesores, programadores…) en el nuevo contexto del cine digital en nuestro país. Sus conclusiones y recomendaciones deberían ser el punto de partida para una revitalización del cine español en su sentido más general, proyectando un modelo válido para los nuevos tiempos, que logre sacar al cine de la confrontación política y suponga el inicio de un reencuentro fructífero con la sociedad civil.

Deja un comentario