¿El final de una época?

Tom Hanks y Meryl Streep en The Post | Twentieth Century Fox. Fotografía: Niko Tavernise.

Más allá de Harvey Weinstein

Por Guillermo López García

Hollywood ha vivido uno de sus años más convulsos después de que durante el pasado octubre de 2017 se dieran a conocer, a través de sendos reportajes en The New York Times y The New Yorker, los múltiples casos de abusos perpetrados durante décadas por el productor más influyente de la industria, el ahora denostado Harvey Weinstein.

El productor de muchas de las obras más populares de los años 90 (Pulp Fiction, El Paciente Inglés, Shakespeare In Love o El Indomable Will Hunting) y de los 2000 (Kill Bill, El discurso del rey, The Artist), fue inmediatamente expulsado de The Weinstein Company, la empresa que fundó junto a su hermano Bob en 2005, y de la Academia de Cine de Hollywood y desde entonces permanece ingresado en una lujosa clínica de rehabilitación para tratar su adicción al sexo.

A partir del Caso Weinstein numerosos miembros de la industria han sido acusados de comportamientos similares a los del productor. En algunos casos – los menos – con escasas pruebas para demostrar la veracidad de las acusaciones.  El movimiento de denuncia, apoyado por la velocidad de las redes sociales, se ha ido transformando en una plataforma de reivindicación de las mujeres cineastas que exigen un cambio radical en las normas de funcionamiento de Hollywood. La extraordinaria repercusión de sus testimonios y la constatación de una realidad que siempre se ha supuesto – que los grandes estudios han estado siempre dirigidos por déspotas, salvajes y cerdos que fuman puros y pasean con el batín abierto – ha sido, sin duda, el acontecimiento más relevante en el mundo del cine y ha provocado la unión de numerosas artistas en diferentes plataformas con el fin de acabar con comportamientos similares. Una de las más importantes es “Time’s Up”, de la que forman parte Reese Witherspoon, Shonda Rhimes o Meryl Streep y que nace con el objetivo de luchar por la igualdad en nombre de las mujeres de todas las profesiones y acabar con los abusos de cualquier tipo: “Queremos ayudar a dar voz a las víctimas de acoso y a que los actos criminales no queden impunes”

A pesar de todo, el Caso Weinstein y sus consecuencias no es lo único reseñable de un año lleno de transformaciones estructurales que apuntan hacia nuevas tendencias en la industria cinematográfica más influyente del mundo.

En 2017 se ha consumado la  compra de 21st Century Fox por parte de la poderosa y omnipotente Walt Disney Company

Monopolio a la vista

En cuanto a lo estrictamente empresarial, 2017 ha sido un año en el que ha continuado la tendencia creativamente conservadora de los grandes estudios. La taquilla mundial señala que las 10 películas con mejores resultados siguen siendo las sagas de superhéroes, aventuras galácticas y cine de animación para todos los públicos. Es importante destacar que en 2017 se ha consumado la  compra de 21st Century Fox por parte de la poderosa y omnipotente Walt Disney Company. Hollywood ha dado un paso más hacia el monopolio, hay que recordar que Disney produce ya con el sello de Marvel, Pixar o LucasFilm y, por lo tanto, todo el contenido creado por estas empresas le pertenece. En próximos meses Disney lanzará su plataforma exclusiva de VOD con un catálogo contra el que será muy difícil competir.

Spielberg se cuela en el Año Churchill

Los archivos del Pentágono (The Post) de Steven Spielberg ha sido la gran obra maestra del curso. Un perfecto homenaje al oficio del periodismo que vive ahora sus horas más bajas. Es una obra que anima a seguir creyendo en la virtud de contar la verdad y exponer, con máxima rigurosidad, los actos criminales del poder. Spielberg ofrece además la oportunidad única de ver compartiendo escenas a dos de los mejores intérpretes de las últimas décadas. Una extraordinariamente precisa y humana Meryl Streep en el papel de la valiente y audaz dueña del Washington Post, Katharine Graham, y Tom Hanks como el director más influyente del periódico, el mítico Ben Bradlee. Spielberg ha realizado una película casi perfecta, valiente y profundamente emocionante. Los archivos del Pentágono (The Post) es el el inicio de la “trilogía Nixon” que muy bien puede continuar con Todos los hombres del presidente (Alan J. Pakula,1976) y Frost/Nixon (Ron Howard, 2008).

En los próximos Óscar podremos encontrar a un latino (Del Toro), una mujer (Gerwig) y un afroamericano (Peele) nominados en la categoría de Mejor Director

Tres anuncios a las afueras (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri) del genial y excesivo Martin McDonagh ha sido la que se ha llevado todos los premios y el aplauso de la crítica internacional. Un entretenido homenaje a los hermanos Cohen con Frances McDormand incluida. Una propuesta quizá menos irreverente y política de lo que su autor y publicistas han paseado por festivales y galas de todo el mundo.

También 2017 será recordado como el Año Churchill, dulce propaganda para los tiempos nebulosos del Imperio Británico. Winston ha sido interpretado por Gary Oldman (El instante más oscuro), Brian Cox (Churchill) y John Lithgow en la excelente The Crown (Netflix) sin olvidar que Christopher Nolan dedicó también su Dunkirk a la tarea de levantar el decaído orgullo británico trasladando el mérito y heroísmo desde el 10 de Downing Street a las carnes de los jóvenes soldados atrapados en Francia.

Guillermo del Toro dirige a Sally Hawkins y Octavia Spencer.

Una de las más gratas sorpresas de la temporada ha sido la vuelta del genial Guillermo del Toro a la fábula con La Forma del Agua (The Shape of Water) que debería ser reconocida como la película con el mejor elenco del año (Sally Hawkins, Octavia Spencer, Richard Jenkins, Michael Shannon y Michael Stuhlbarg). Una preciosa historia de amor ambientada en el EEUU de la Guerra Fría, con homenajes constantes a la Historia del Cine, al género de monstruos de los años 50 y con un claro mensaje político a favor de la tolerancia.

Optimismo para el 2018

Más diversidad en Hollywood durante el 2018. En los próximos Óscar (domingo 4 de marzo) podremos encontrar a un latino (Del Toro), una mujer (Gerwig) y un afroamericano (Peele) nominados en la categoría de Mejor Director y la película con mayor recaudación del año en su primera semana es “Black Panther”, una de superhéroes dirigida por otro afroamericano (Ryan Coogler) y que adapta el género para toda una nueva generación de espectadores que hace apenas dos años hicieron llegar a la Academia su malestar con el predominio de nominados blancos a través de otra etiqueta: #Oscarsowhite.

Jordan Peele, director de la fantástica Déjame Salir (Get Out) y Michael B. Jordan (Black Panther) se han convertido en este 2017 en dos de las sensaciones del momento. El primero conquistó a los ejecutivos de Hollywood haciendo su película por 4.5 millones de dólares y recaudando alrededor de 260. Una rentabilidad muy valorada y que le permitirá acceder a interesantes proyectos en los próximos años. B. Jordan también se ha visto espectacularmente revalorizado después de protagonizar el blockbuster de acción que rinde homenaje a la cultura y tradiciones africanas y que cuenta con un equipo casi exclusivamente afroamericano. La producción forma parte de la inteligente y astuta estrategia de Marvel (Disney) de atraer a ese 12% de la población y tratar de refrescar un género que ha presentado evidentes signos de agotamiento en los últimos años. A 26 de febrero la película ha recaudado más de 700 millones de dólares a nivel mundial y se estima que supere el billón en las próximas semanas.

Por último, destacar el buen momento de otro interprete afroamericano, Daniel Kaluuya, que protagoniza las anteriormente mencionadas Déjame Salir y Black Panther. El actor, de 28 años, está nominado como Mejor Actor y rodará en 2018 la nueva película de Steve McQueen.

Puede ser que las cosas estén cambiando en Hollywood. Puede ser también que los cambios vayan despacio, quizá demasiado. Pero 2017 puede significar el inicio de una nueva etapa de diversidad, igualdad y asimilación de unos nuevos valores que impidan la entrada a los Estudios a personajes como Weinstein.

El reparto de Black Panther, la película más taquillera de lo que llevamos de 2018.

Deja un comentario