El amor es más fuerte que las bombas

EL AMOR
Crítica

Una catársis fallida

Por Pablo Álvarez

El realizador noruego Joachim Trier, afronta su primera película en lengua inglesa con un drama que explora los sentimientos que produce la muerte de un ser querido. Para ello se ha rodeado de unos grandes actores que, más allá de las intenciones de su director, no consiguen mejorar el resultado.

Tres años después de la muerte de la fotógrafa de guerra Isabelle Reed en un accidente automovilístico, se celebra una exposición dedicada a su obra. Esto propiciará el reencuentro de los tres hombres que más quiso en su vida: su marido Gene y sus hijos Jonah y Conrad. Cada uno de ellos evocará los momentos que compartieron juntos.

Ni siquiera la labor de sus, por otra parte, excelentes actores es suficiente para elevar el resultado final de la cinta.

El punto de partida que propone Trier resulta a priori interesante. La narración recurre al flashback y a diversos apuntes oníricos para transmitir las emociones de los personajes, con unas escenas que avanzan y retroceden en el tiempo, conformando las piezas de un puzzle al que iremos dando forma a medida que avanza el metraje. Las distintas vivencias de los protagonistas junto a la madre fallecida, suponen el detonante principal de los conflictos existenciales que arrastran y la base sobre la que se sustenta el drama. La falta de comunicación a raíz de un secreto relacionado con el fatídico accidente de coche, dará pie a sucesivos enfrentamientos entre ellos. Cada uno sobrelleva el trauma de la pérdida individualmente, enfocado desde la perspectiva de tres hombres de edades diferentes: el padre que intenta rehacer su vida con una relación clandestina junto a otra mujer; su segundo hijo que afronta la paternidad por primera vez y el hijo menor que atraviesa la difícil adolescencia. El ritmo avanza con una cadencia reposada mientras se suceden imágenes de un pretendido lirismo, con la intención de que cada instante del metraje resulte profundo y trascendente. No obstante, las intenciones del director no terminan de cuajar, con un trabajo cuya retórica acaba jugando en su contra, demostrando una notoria incapacidad para emocionar. Esto da paso al tedio que produce la ampulosidad de su discurso.

Ni siquiera la labor de sus, por otra parte, excelentes actores es suficiente para elevar el resultado final de la cinta. De este modo, a pesar de que Gabriel Byrne, Isabelle Huppert y Jesse Eisenberg vuelven a dar muestra de su indiscutible calidad interpretativa, poco pueden hacer al trabajar a partir de una historia que antepone la afectación a la veracidad de los sentimientos. 

Nos hallamos ante el clásico ejemplo en que las pretensiones del realizador constituyen el mayor obstáculo al contar una historia que exigía una mayor naturalidad formal y menos amaneramiento. Lo único que queda es lamentarse de que el talento reunido para la ocasión, se haya puesto al servicio de una obra tan anodina.

 

 el_amor_es_mas_fuerte_que_las_bombas_49373

Título original: Louder Than Bombs (2015)

Duración 105 min.

País: Noruega

Director: Joachim Trier

Guión: Joachim Trier, Eskil Vogt

Fotografía: Jakob Ihre

Música: Ola Fløttum

Reparto: Jesse Eisenberg, Gabriel Byrne, Isabelle Huppert, David Strathairn, Rachel Brosnahan, Devin Druid, Amy Ryan, Ruby Jerins

Deja un comentario