Combates (y) tópicos

Kévin Azaïs y Adèle Haenel © Haut et Court

Kévin Azaïs y Adèle Haenel © Haut et Court

Crítica 

Les Combattants (2014), de Thomas Cailley

Por Joan Colás

A veces el título de un film nos cuenta la película, otros son meramente sugestivos. Así sucede con Les Combattants, película romántica multipremiada en Francia y merecedora del premio de la crítica en la Quincena de realizadores de Cannes 2014.

Puede resultar curioso que una comedia romántica de adolescentes tenga semejante título. Y más viendo a los personajes. Vale, ella, Madeleine, quiere alistarse al ejército, pero para aprender técnicas de supervivencia para hacer frente en solitario al inminente fin del mundo. ¿Pero él? Arnaud es un chico que tras la muerte de su padre decide seguir en el negocio familiar sin preocuparse mucho por su futuro. Entonces, ¿por qué Les Combattants?

Hipótesis 1. El título hace referencia a la lucha entre ambos. Les Combattants es una comedia romántica clásica. En el que Arnaud conoce a Madeleine e intenta conquistarla pese a las constantes luchas y derrotas para abrir su corazón, el chico la sigue incluso hasta el campamento militar del que ella quiere formar parte. Por mucho que eso lleve a Arnaud a enfrentarse con su hermano.

Hipótesis 2. El título hace referencia a su estancia en el ejército. Allí los jóvenes parecen combatir contra todo lo establecido y nadar contracorriente. El ejército, lugar de disciplina que educa a máquinas de matar y que se aprovecha de jóvenes en conflicto para ganar reclutas se convierte en un instrumento más para los jóvenes. Los personajes no se sienten implicados con su fin y sólo se alistan a los campamentos militares por amor, por hacer algo útil, pero apenas tienen capacidades ni se implican. Es una lucha contra ellos mismos y contra la idea de la disciplina militar.

Todas estas luchas son filmadas con una gran belleza por el director del film, Thomas Cailley. La presentación de los personajes es simple, reposada y se da sobretodo en su contraposición con la naturaleza y en sus luchas, alejándose de la típica comedia romántica e iniciática de adolescentes. El cineasta decide presentar siempre a sus protagonistas en tensión, en luchas, consigo mismos y con la naturaleza que les rodea.

Hipótesis 3. El título podría hacer referencia a la lucha de los adolescentes contra el mundo. Cailley da una gran importancia al entorno de los protagonistas. En el plano siempre se aprecia una profundidad de campo que ubica a los personajes. Las vidas plácidas de las casas en las que trabaja Arnaud, sus escapadas a la playa; y la naturaleza salvaje que rodea el mundo de Madeleine (tormentas, tornados,…), hablan del punto de partida de cada personaje y de otro combate al que ellos mismos han de enfrentarse, el combate con el mundo, para encontrar su lugar. Todo es pura lucha, incluso la comedia, que surge del choque de los protagonistas con la naturaleza, con ellos mismos y con el resto de los personajes.

Consciente de su planteamiento fílmico, de la lucha física que plantea, Cailley juega con los cuerpos enfrentados incluso para transmitir la tensión sexual entre los protagonistas. Cada choque de cuerpos, cada golpe, cada mirada tiene un contraplano cercano al cuerpo del otro. Y es de allí de donde surge la atracción y el instinto sexual.  Y es así, a base de contrastes, de golpes, como uno deduce que Les Combattants es el título más apropiado y sugerente para una comedia romántica tan predecible como sugerente.